Suiza 2030: Oportunidades y peligros de la digitalización

Con motivo de la digitalización ciertas profesiones están destinadas a desaparecer: ninguna novedad para nuestros oídos. Sin embargo, el primer estudio exhaustivo sobre los efectos de la digitalización para 2030 explica un hecho devastador: Sólo en Suiza desaparecerán por lo menos 1.000.000 de puestos de trabajo. Este número resulta aterrador, para un país con unos nueve millones de habitantes. McKinsey & Company esclarece que casi todas las industrias se ven afectadas, pero que no todo son malas noticias ya que, por otra parte, la digitalización también crea nuevos puestos de trabajo y genera productividad.

Particularmente en riesgo: habilidades manuales y conocimientos básicos 

El estudio de McKinsey & Company titulado “El futuro del trabajo: la oportunidad digital de Suiza” predice que entre el 20 y el 25% de los puestos de trabajo en Suiza están amenazados. Como resultado de la digitalización son, principalmente, trabajos manuales y los que requieren únicamente conocimientos muy básicos, donde las personas ya no resultan imprescindibles. Ejemplo de ello son: cajeros, recolectores de datos, empleados de almacén u operarios de producción. Estos trabajos están cada vez más automatizados, gracias a un gran número de pequeños ayudantes tecnológicos, hecho que aumentará considerablemente de aquí a 2030. Las habilidades artesanales también tendrán cada vez menos demanda. Así pues, es sobre todo en el área de los denominados trabajos poco cualificados, donde se requiere tener mayor precaución. Las actividades que tienen que ver con estadística, lectura y escritura, también estarán altamente automatizadas para el año 2030. Actualmente, también se encuentran disponibles muy buenas herramientas para la gestión exitosa de proyectos.  Particularmente el sector bancario suizo tiene por delante una tarea de gran envergadura, ya que muchas de las competencias antes mencionadas son cruciales en esta área. Hoy en día cada vez más clientes bancarios prescinden del asesoramiento personal, prefiriendo el portal online de información. Se espera que desaparezcan 50.000 puestos de trabajo en el sector financiero, 120.000 en el comercio minorista y de 70 a 100.000 en la industria.

Nuevos puestos de trabajo en 2030

Pero, por supuesto, la digitalización también requiere nuevas competencias, lo cual favorece la creación de muchos nuevos puestos y ofertas de trabajo. La principal demanda será en el ámbito de las competencias tecnológicas, científicas y sociales. Esto se traduce en la creación de aproximadamente 800.000 puestos de trabajo, pero lamentablemente este dato no se reflejará de manera específica en las mismas zonas en las cuales desaparecen los puestos de trabajo. Paralelamente, la digitalización también crea puestos de trabajo directos, ya que su implementación debe ser realizada por personas. Ejemplos tomados de búsquedas actuales: “Responsable de transformación digital” o “Gerente de proyecto de digitalización interna”.

El problema es que los puestos de trabajo no pueden simplemente redistribuirse así como así. Por ejemplo: un operario de máquina no puede convertirse automáticamente en jefe de proyecto, o un cajero, en enfermero. Por el contrario, la educación y capacitación deben empezar cuanto antes, ya que el reciclaje resulta, por una parte, muy costoso y por otra, difícil de organizar para un gran grupo  de la población. Tampoco se puede dar por hecho que las competencias y habilidades sociales requeridas para estas profesiones, se encuentran espontáneamente disponibles. Así como no todos tenemos la fuerza y empatía necesarias para cuidar de mayores y enfermos, de la misma manera no todos poseemos la comprensión de la tecnología relacionada con las nuevas profesiones.

Sector salud: aumentando exponencialmente

Además del sector tecnológico, se creará un número particularmente elevado de puestos de trabajo en el sector sanitario, dentro del cual las habilidades sociales son de vital importancia. Esto se debe al envejecimiento de la sociedad: en 2030, el 23% de la población suiza tendrá más de 65 años, frente al 18% actual. En consecuencia, la demanda de personal de enfermería está aumentando considerablemente, y se prevé una demanda adicional de hasta 85.000 empleados, particularmente profesionales de la salud y personal de enfermería capacitado. No sólo es insuficiente el número de personas que están en etapa de formación, sino que además, muchos profesionales de la salud dejan su trabajo al cabo de un tiempo, hasta 3 de cada 4 empleados. Hay muchas razones que justifican este comportamiento: horario por turnos, duro trabajo físico y bajos salarios. Tan sólo cerca de la mitad de los profesionales de enfermería continúan ejerciendo su profesión durante toda su vida laboral.

Este problema afecta no sólo a Suiza, la escasez se aplica en muchas partes del mundo. Así, un estudio reveló que durante los próximos años, la carencia de fuerza de trabajo en el ámbito sanitario en EEUU, aumentará en unos 2 millones más.  En este país, es particularmente alta la demanda de personal para cuidados en el hogar o en residencias de ancianos. Sin embargo, los salarios de estos subsectores son particularmente bajos y en algunos casos, muy por debajo del promedio de ingresos anuales en USA. También en este caso, los turnos de trabajo y el esfuerzo físico requerido, constituyen condiciones muy poco favorables para los empleados. Con este panorama, resulta cada vez más improbable que se cubran los puestos necesarios.

¿Cómo se financia y estructura el mercado laboral?

Es positivo que el trabajo físico pesado pueda aligerarse, al ser asumido por robots u otros pequeños ayudantes automatizados. Desafortunadamente, esto hace que el trabajo en las cajas registradoras también pueda “aligerarse”. Si los robots no pagan impuestos, no contribuyen a los fondos de pensiones, ni cotizan a la seguridad social, entonces ¿cómo se financiarán el futuro mercado laboral, nuestras calles y escuelas, o la cantidad de nuevos equipos necesarios para nuestro mundo digitalizado? ¿Introduciendo tal vez un “impuesto de digitalización”? ¿O es que los empleadores tendrán que pagar contribuciones para la pensión de los robots, de la misma manera que lo hacen para los empleados humanos?

Sería necesario preguntarse, no solo hasta qué punto es conveniente que los robots asuman ciertas actividades, sino también hasta donde está permitido, es decir, legalmente. Cambios que anteriormente eran monitorizados por ojos humanos, ahora son sólo percibidos por pantallas. ¿Es eso legalmente justificable? Existen muchas actividades que requieren la obtención de certificados específicos. La cuestión ahora es cómo demostrar la competencia de un robot. ¿Pueden los robots, por ejemplo, superar los exámenes de conducción?

La adjudicación de responsabilidades resulta particularmente complicada hoy en día, especialmente cuando se trata de errores. Frecuentemente se requiere de la opinión de expertos y debates de meses para determinar quién es el responsable de algún daño infligido. Entonces, ¿Será posible disponer pronto de un “seguro para/contra robots”?

 

Los problemas son los mismos a nivel mundial

Como ya mencionábamos anteriormente, no solo Suiza se enfrenta a los cambios señalados. En Alemania se contabiliza ya un déficit de personal de unos 300.000 en las áreas de matemáticas, informática, ciencia y tecnología (MINT por sus siglas en alemán). Un estudio a gran escala en USA, evaluó 702 puestos de trabajo, para determinar su probabilidad de automatización y concluyó que el 47% de la población activa de Estados Unidos, con toda probabilidad, se verá afectada. El estudio reveló que, por el contrario, empleos que requieren altas dosis de competencia social (portavoz de prensa, por ejemplo), creatividad (diseñador de modas), elevado nivel de comprensión, percepción y manejo (cirujano), se encontraban apenas amenazados. Los resultados de este estudio se pueden extrapolar al resto de los países, los cuales afrontan los mismos retos. De igual manera, el grupo inversionista CBRE Group ha conseguido determinar que, para el año 2025, el 50% de los empleos en Asia se encuentran potencialmente en riesgo, especialmente aquellos netamente manuales o de conocimientos sencillos.

 

Medidas

En Alemania también se reconoce la gravedad de la situación. Recientemente se creó una ley para facilitar inmigración de trabajadores cualificados, con el fin de contrarrestar la escasez de personal, en particular en el sector sanitario. Esta ley se aplica a ciudadanos de terceros países, es decir, no de la UE ni de la AELC, quienes ya se benefician del acuerdo libre circulación de personas entre países miembro. Inmigrar puede pues, cualquiera que tenga cualificaciones suficientes para ejercer una profesión y un contrato de trabajo. Para ello se otorgará una visa de búsqueda de empleo, con seis meses de duración. Con esto queda suprimida la comprobación de si existe un ciudadano de la UE que pueda hacer el trabajo, como se hacía anterior a esta ley. Ideas similares surgieron recientemente en el Reino Unido, donde en la primavera de 2019 se introducirá un nuevo visado para Start-ups. El gobierno pretende con esta medida, facilitar a las empresas tecnológicas extranjeras la creación de nuevas empresas en el Reino Unido.

Hacer que la transformación sea un éxito

¿Cómo deben afrontarse estos retos? El proceso de digitalización debe enfocarse en dos tareas. En primer lugar, la transformación de la economía debe ser apoyada de manera decisiva y contundente, no obstante, sin dejar que todo ocurra demasiado rápido. Una reconversión acelerada podría dar lugar a un aumento del desempleo, al no haber dispuesto del tiempo necesario para desarrollar las nuevas competencias. La transformación requiere nuevos procesos y modelos de negocio para las empresas. En Suiza, por ejemplo, existe sólo un 8% de comercio online, frente al 15 y 18% de Alemania y el Reino Unido, respectivamente. Si la digitalización es un éxito, particularmente la economía suiza podría beneficiarse considerablemente de la transformación y aumentar la productividad, en alrededor de un 1% al año. En consecuencia, salarios reales más altos tenderían también a aumentar el consumo, lo cual generaría a su vez nuevos puestos de trabajo.

Capacitar en lugar de esperar

Al mismo tiempo, la atención debe centrarse fundamentalmente en la formación de empleados y alumnos en las competencias del futuro. Para ello, la enseñanza debería tener mucho más contenido tecnológico. Por ejemplo, los estudiantes deberían ser capaces de realizar más tareas de oficina en la computadora. Hoy en día, la demanda suiza de graduados en tecnología está lejos de ser satisfecha; en el futuro, los 3.000 graduados ahora disponibles alcanzaran a cubrir menos de la mitad de los puestos.

Adicionalmente, se ha demostrado repetidamente que las habilidades sociales están infundadamente subestimadas, ya que juegan un papel determinante en el desarrollo exitoso a largo plazo, dentro del mercado laboral. Este es otro ámbito, en el cual las empresas y las instituciones educativas, deberían empezar a impartir una formación integral. En resumen, por todo lo anteriormente expuesto, resulta indispensable un replanteamiento estructural del desarrollo de las competencias.

 

Análisis de brechas claro y sin prejuicios, para una transformación exitosa

Durante casi una década, JANZZ.technology ha estado observando y trabajando con múltiples mercados laborales, a nivel mundial. Nuestro motor de matching “JANZZsme” se adapta de forma totalmente imparcial, ya que se basa en la relevancia de las competencias, experiencias, especializaciones, industrias y mucho más. Nuestra solución es capaz de realizar análisis de brechas, transparentes y fáciles de entender, sobre las habilidades de sus empleados. Esto le dará una idea clara de cuáles habilidades clave para el éxito de su negocio están disponibles y cuáles deben ser ampliadas o desarrolladas. Contáctenos ahora para una consulta y podemos acompañarle con nuestro know-how en su exitoso camino hacia la digitalización.

Escríbanos a sales@janzz.technology

 

[1] McKinsey Global Institute. 2018. The Future of Work: Switzerland’s Digital Opportunity. Zürich/Brüssel. URL: https://www.mckinsey.com/~/media/mckinsey/featured%20insights/
europe/the%20future%20of%20work%20switzerlands%20digital%20opportunity/the-future-of-work-switzerlands-digital-opportunity.ashx [2018.11.10].

[2] Hug, Daniel. 2018. Bis 2030 fallen in der Schweiz eine Million Jobs weg. In: NZZ am Sonntag, 6.10.2018. URL: https://nzzas.nzz.ch/wirtschaft/bis-2030-fallen-in-schweiz-eine-million-jobs-weg-ld.1426280?reduced=true [2018.11.10].

[3] AsiaOne. 2016. Top 10 careers that are dying a slow death. URL: http://www.asiaone.com/business/top-10-careers-are-dying-slow-death [2018.11.08].

[4] Frey, Carl Benedikt, Osborne, Michael A. 2013. The Future of Employment: How Susceptible are Jobs to Computerisation?. Oxford. URL: https://www.oxfordmartin.ox.ac.uk/downloads/academic/future-of-employment.pdf [2018.11.10].

[5] Oh, Soo. 2017. The future of work is the low-wage health care job. URL: https://www.vox.com/2017/7/3/15872260/health-direct-care-jobs [2018.11.10].

[6] MAMK/DPA. 2018. Arbeitgeber melden Rekord beim Fachkräftemangel. In: KarriereSPIEGEL. URL: http://www.spiegel.de/karriere/fachkraeftemangel-arbeitgeber-klagen-ueber-fehlende-mint-kraefte-a-1207636.html [2018.11.08].

[7] Bauer, Karin. 2018. Welche Jobs bleiben, welche verschwinden. In: Der Standard. URL: https://derstandard.at/2000078804017/Welche-Jobs-bleiben-welche-verschwinden [2018.11.09].

[8] Walser, Rahel. 2017. Beruf Fachkraft Gesundheit – Nach der Lehre die grosse Ernüchterung. URL: https://www.srf.ch/news/schweiz/beruf-fachkraft-gesundheit-nach-der-lehre-die-grosse-ernuechterung [2018.12.03].

[9] Böcking, David. 2018. Einwanderungsgesetz für Fachkräfte. Wer darf künftig zum Arbeiten nach Deutschland kommen? In: Der Spiegel. URL: http://www.spiegel.de/wirtschaft/soziales/fachkraefte-die-offenen-fragen-beim-einwanderungsgesetz-a-1239722.html [2018.12.05].

[10] Hoock, Silke. 2018. Abschiebung nach Mazedonien. Wieder eine Krankenschwester weniger. In: Der Spiegel. URL: http://www.spiegel.de/wirtschaft/abschiebung-krankenschwester-amela-memedi-muss-nach-mazedonien-a-1239890.html [2018.12.05].

[11] The Government of United Kingdom. 2018. New start-up visa route announced by the Home Secretary.  URL: https://www.gov.uk/government/news/new-start-up-visa-route-announced-by-the-home-secretary [2018.12.03].

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *